El futuro de la lectura

¿Cómo serán los libros del futuro? Hoy comienzo la entrada con una pregunta, porque pensando, es un hecho que las redes sociales han invadido nuestra vida, todo hoy en día es digital y con pocos caracteres o imágenes acompañadas de textos más menos cortos, son como «píldoras» de contenidos, son breves, y si están acompañados de una imagen mejor, nos entra por los ojos. Pero si seguimos sumergidos en este horizonte virtual, ¿los libros desaparecerán? ¿O cómo evolucionarán? Yo espero que no desaparezcan, aunque sigan solo en formato electrónico.

Otro hecho es que la gente quiere socializar y la lectura es un acto íntimo, o personal, la gente no queda para leer, queda para comer, salir, pasear, realizar deportes, conversar, incluso para ir al cine, porque volvemos al principio, es algo visual que se puede hacer en sociedad, aunque requiere también estar callado frente a una pantalla. El cine es una actividad que se ha socializado, pero no la lectura, y eso que las casas de libros han hecho incursiones, para los más pequeños por ejemplo están los cuenta cuentos, para los adultos hay también eventos como charlas, conferencias, ponencias de autores, pero no llega a ser un acto con tanto público como otros. Los clubs de lectura, también son un buen reclamo socia, pero no creo que tengan la suficiente fuerza o esté tan instaurado en nuestras vidas. Creo que debemos hacer de la lectura un hecho social y para ello podemos apoyarnos en las redes sociales, que tienen un alcance brutal.

Las nuevas generaciones están permanentemente conectadas a Twitter, Facebook, instagram, LinkedIn, Youtube etc. porque han crecido con ellas, y son ellos los que alimentan su contenido, hay videos que se hacen virales en minutos… Yo les animaría a que potencien no solo el gusto por la vista, sino también por la lectura, y puedan contribuir a su fomento. Hace una semana precisamente leía en una web que las ventas de libros habían aumentado un 25% marcando cifras históricas en 2021, lo que me lleva a confirmar mi reflexión del párrafo anterior, cuando no he podido tener una vida social como me hubiera gustado, sino que se ha mermado, la gente ha considerado volver a la lectura de un buen libro. El confinamiento ha servido para recordar a la gente lo que es el placer de la lectura, y además estos lectores prefieren el libro en papel, por tanto lo tienen al alcance de un solo click por la web, y en 24-48 horas lo tienes en tu casa.

No sé como evolucionará este tema, pero lo iremos viendo, ahora os dejo una noticia curiosa que hace dos años me envió mi madre, donde una librería de Sevilla había apostado por seguir vendiendo libros pero de una manera diferente. Os dejo el enlace: https://youtu.be/wid-sRx8Z0U

Y decidme, queridos amigos, ¿cómo creéis que evolucionará el mundo de la lectura? Sé que no puede morir, y que continuará, pero ¿qué impulso podemos darle? Nuevas generaciones, ¡aportad vuestras ideas!

Lo que la marea esconde

El último thriller de María Oruña, Lo que la marea esconde. Con este título recupera la serie de Puerto Escondido. Vi varias presentaciones on Line de esta nueva novela, y cada vez me iba convenciendo más de que tenía que leerla, sobretodo porque los tres anteriores de la serie me fascinaron. La verdad que ha hecho una apuesta arriesgada, ya que el crimen que se produce recuerda a las novelas de la «habitación cerrada» de principios del siglo pasado.

SINOPSIS: La presidenta Del Real Club de Tenis de Santander, una de las mujeres más poderosas de la ciudad, ha aparecido muerta en el camarote de una preciosa goleta que con unos pocos y selectos invitados surcaba las aguas de la bahía al anochecer. El compartimento donde se produce el crimen estaba cerrado por dentro,; tanto la extraña herida que presenta el cuerpo de la empresaria como el misterioso método utilizado para perpetrar el asesinato resultan inexplicables y todos los invitados a la fiesta parecen tener motivos para haber acabado con su vida. Nadie puede haber salido o entrado de la nave para cometer el crimen o escapar, así que, ¿quien ha matado a Judith Pombo? ¿Cómo’ ¿ Y por qué?

Pero además de este asesinato, también nos tiene en vilo la vida de la teniente Valentina Redondo, porque es quien nuevamente va a tener que resolver este nuevo caso, y no es la misma persona que en las novelas anteriores, vuelve a su «ostracismo», ya que no atraviesa su mejor momento personal, pero como explicaba su propia autora, creadora de esta figura tan interesante, la vida no siempre nos trata bien, y no todos los años son iguales, al igual que ocurre en la vida real, los personajes también sufren sus «metamorfosis» y atraviesan baches en sus vidas.

TITULOLo que la marea esconde
AUTORAMaría Oruña
CÓMO LLEGÓ A MIS MANOSLo compré a la vuelta de mis vacaciones estivales
LE GUSTARÍA AYolanda (una de mis amigas lectoras)
LO LEÍ DURANTEEl mes de diciembre del año pasado
IMPRESIONESThriller muy entretenido. Mantiene al lector con la atención centrada en la resolución del caso, pero sobretodo con la mente activa opinando de cada personaje. Conforme avanza la investigación el lector va teniendo dudas y va vislumbrando quién puede ser, pero la resolución del caso es Sorpresiva.
CITAS PREFERIDASEl miedo petrifica y hiere, nos hacer sudar, nos paraliza o nos obliga a correr, pero no a olvidar.

¿Os animáis a su lectura? si es así os recomiendo que os leáis la serie en orden: Puerto Escondido, Un lugar a donde ir, Donde Fuimos invencibles y Lo que la Marea esconde (este es el orden de escritura de la autora).

To do list

Lo primero Feliz Año, espero que todos estéis bien de salud, y que este año sea mejor que el anterior. Dicho esto, vamos a lo que nos ocupa la entrada de hoy, llevo unos días en casa pensando en que hoy en día para todo hacemos listas, hay aplicaciones que consisten en eso, en listas de cosas, ya que supuestamente nos ayudan a priorizar y organizarnos mejor; y con ello ser más productivos. El tener todo en la cabeza y no bajarlo al papel puede hacer que tengamos olvidos. Yo en el plano personal hago solo dos listas: la básica como es la de la compra, y cuando voy a hacer un viaje, la lista de lo que voy a llevar en la maleta.

En el plano profesional tengo una lista de tareas a desarrollar cada día que me hago yo misma, priorizando tareas, siguiendo la matriz de Eisenhower, que ya todos conoceréis, porque está muy de moda. Todos tenemos o conocemos a algún coach y lo primero para aprovechar nuestro tiempo es esta matriz. Algunas influencer que sigo en redes sociales también aplican esta matriz, incluso han comercializado agendas propias con trucos para la productividad.

Agendar las citas también contribuye a nuestra mejor organización del tiempo, no sólo las citas profesionales, sino las personales, y aquí no solo hay que incluir las citas médicas o todas las actividades extraescolares de los niños, sino también las citas literarias, firmas de libros, y todos los eventos que pueden organizarse en tu ciudad y puedas asistir, si vives en una ciudad grande es posible que tengas más eventos de este tipo, en mi caso, al vivir en una ciudad pequeña son contados con los dedos de una mano.

Aplicando el tema de las listas a la literatura se me ocurren varias listas posibles (y que a día de hoy no utilizo todas las que se me están ocurriendo):

1. títulos que quiero leer; en el móvil en el apartado de notas la tengo iniciada, cada vez que alguien me recomienda un nuevo libro que leer.

2. títulos leídos; esta para mí es fundamental, porque sino pierdes la noción de todos los libros que has leído.

3 orden de las trilogías (muy importante), esta si que la tengo en una libreta, porque como os digo, encima a mi que me gusta leerlas no seguidas, como me confunda con el orden mal vamos…

4. libros prestados; esta también es fundamental, si eres la amiga que presta a todas tus amigas, que al final, si no apuntas, dejarás de tenerlos de vuelta.

5. lista de palabras aprendidas, es una lista más tediosa, porque implica anotar cada vez que lees la palabra que no sabes, pero luego es gratificante de vez en cuando leerlas de nuevo y ver el vocabulario que has aprendido.

6. lista de autores que quieres descubrir, es otra posible que se me ha ocurrido, aunque yo no suelo innovar mucho con autores.

7. libros recomendados, esta sí que me parece importante y muy útil, porque si tus amistades tienen los mismos gustos que tú, es más fácil compartir títulos.

8. listas de deseos, yo ya la tengo en marcha, el próximo 2 de febrero sale el nuevo libro de Eva García Saenz de Urturi, El libro negro de las horas, así que espero caiga para mi cumpleaños! También quiero la novela finalista del premio planeta de este año, Últimos días en Berlín, de la escritora Paloma Sánchez-Garnica. Y en cuanto a listas de escritura yo llevo una donde anoto las ideas que se me ocurren para luego contaros en el blog, también llevo otra lista de ideas de relatos (aunque hace tiempo que no escribo…).

No sé si eres de las que le gusta hacer listas para todo, si es así comparte alguna lista que te resulte muy útil, así ¡aprendemos y compartimos! ¿Haces alguna lista de las que os he comentado?

Ejemplo de plantilla para lista

Resumen lecturas 2021

Esta entrada ya es un clásico en mi blog, me gusta contaros las lecturas del año 2021 por varios motivos, primero porque tengo que hacer el ejercicio de recopilar las lecturas, y el segundo motivo porque al contároslo recuerdo cada historia, incluso me vienen «flasesh» de lugares donde los leí, y siempre son agradables.

He leído en otros blogs que sigo, que hay bloggers que le dan otro tinte a esta entrada, haciendo un ranking de los libros leídos en el año, pero a mi me cuesta categorizarlos, de verdad, porque en cada uno tengo algo que he resaltado, y sobretodo porque al ser de diferentes géneros es más difícil. Así que lo voy a hacer de la manera que me he ido acordando, ayudada de mi cuaderno de lecturas, (aunque este año creo que me dejo alguno sin apuntar…), ¡vamos a ello!

Comencé el año con El bosque de los cuatro vientos, autora María Oruña, una de mis escritoras favoritas; una novela que nada tiene que ver con la saga de la teniente Valentina, pero que mantiene en la novela esa intriga en el lector, y la historia es preciosa. Acto seguido leí La puerta, autor Manel Loureiro, autor que no conocía, y que mi madre conoció a través de un programa de televisión, y al escucharle la promoción de su libro pensó en mí y acertó, porque descubrí a un autor que me gusta su estilo de escritura. Tras éste título no recuerdo con claridad cual fue el siguiente, así que voy a nombrar a Las tres heridas, autora Paloma Sánchez-Garnica, una autora que nunca me ha defraudado una novela suya, todo lo contrario, son historias cargadas de sentimiento y contadas desde un prisma tan bonito y agradable para el lector, que aun estando ambientada en la guerra civil española, es una novela que recomiendo.

Continuamos con la última novela escrita por Javier Castillo, otro de mis escritores favoritos, El juego del alma, fiel a su estilo de escritura «desordenado» que me atrapa y me encanta, cada capítulo es único, porque empieza fuerte pero termina en el punto álgido. Por la Feria del libro mi hermana me regaló la novela de Mikel Santiago, El mentiroso, así que le tocaba el turno a ella, es el segundo título que he leído de este autor y me atrapó de una manera espectacular, la verdad que el ritmo del libro es muy bueno, y la trama de la novela muy intrigante.

Y ya llegamos al mes de julio, y al inicio de mis vacaciones estivales elegí una novela que puedo decir, (aunque no haya hecho ranking) que ha sido la más floja que he leído, no me terminó de convencer, pero no fui capaz de abandonar tampoco porque también tenía su intriga, La mujer del camarote número 10, autora Ruth Ware. Siguiendo de vacaciones en la playa, me gusta leer alguno romántico, y elegí al azar El día que el cielo se caiga, autora Megan Maxwell, y la verdad que fue todo un acierto, una historia de amistad y amor contada desde el cariño más absoluto por la autora hacia sus protagonistas.

En la segunda parte del verano, mes de agosto, aunque me tocó trabajar, entre los fines de semana y las tardes con luz tan largas leí varios títulos: Delparaíso, autor Juan del Val, regalo de cumple de Nuria y Willy, una novela diferente, fresca, donde hay trama pero no, es un libro que una vez podría continuar; ya que expone la vida de una serie de personas, que son sus protagonistas, y es su vida, como jugar a las muñecas, sólo que hay situaciones más fuertes que jugando a las muñecas. Reina Roja, autor Juan Gómez – Jurado, es el género que más me gusta, y no había leído nada de este autor, me gustó mucho, descubrí una nueva forma de escritura, pero el final me pareció «flojo», esperaba un final apoteósico, con fuerza, sorprendente, y bajo mi punto de vista, es un final, su final, claro que tiene continuación, ya que es el primero de la trilogía, así que tengo que seguir leyendo.

En este último trimestre del año leí Sira, autora María Dueñas, regalo especial de mi marido, con dedicatoria incluida; una novela contemporánea, continuación de El tiempo entre costuras, novela que se convirtió en best-seller en el año 2009, y que dejó a muchas lectoras con ganas de más Sira, porque fue un personaje que fue creando y creció de una manera brutal. En esta segunda parte a ella, la protagonista ya la conocíamos, pero en esta continuación de su vida, le toca enfrentarse a nuevas situaciones que la vida le pone en su camino, para mí la segunda parte y la última son las que más gustaron. Y he terminado el año con la autora que lo comencé, María Oruña, ya que nos sorprendió con otra novela de al saga de Puerto Escondido, Lo que la marea esconde, volviendo a tener la teniente Valentina un nuevo caso por resolver, y teniendo que cerrar muchos temas personales que ha vivido, una novela donde nuevamente el personaje crece, se enfrenta a nuevos acontecimientos de la vida, y un caso de misterio por resolver, haciendo un guiño a grandes autores como Agatha Crhistie, Edgar Alan Poe (entre otros).

Quizás este año haya leído algún libro menos porque repasando he leído en papel siete de ellos, y sólo cuatro en ebook ´(cuando otros años es al revés la proporción). Para la lectura en papel yo necesito mucha luz, por tanto no puedo leer como en el ebook en cualquier lugar, ni me los puedo llevar en el bolso; creo que por ello este año no he llegado a los 12 que otros años había leído, pero la verdad que me ha hecho ilusión retomar la lectura en papel, ya que han sido todos regalitos de mi gente. ¡Vamos a por otro año de lecturas!

¡FELIZ AÑO NUEVO para tod@s! Queridos lectores, ¿habéis hecho vuestro resumen de lecturas del año? Contadme.

Propósitos Literarios 2022

Llevo días dándole vueltas a cómo enfocar esta entrada, no sé si escribir la carta con mis deseos para que me traigan los Reyes, el Niño Jésus, Papá Noel, Santa Claus, Olentzero etc, O hacer mis propósitos de lectura para este año que viene. El tema es que carta ya voy tarde para escribir… (espero que vosotras ya la tengáis escrita y enviada), y en cuanto a los propósitos la verdad que en materia de lectura no me los he fijado nunca…. así que no sé cómo resultará esta entrada.

Me encanta cuando leo blogs de otra gente y tiene estructurados sus propósitos/retos literarios para el año, generalmente suelen proponer la lectura de 24 libros en un año, y lo van distribuyendo por meses, cada mes tiene un objetivo, por ejemplo leer un clásico de la literatura española escrito por una mujer, leer una novela romántica, leer un ensayo escrito, una obra que haya sido llevada al cine o adaptado a una serie, un clásico de fantasía etc. tenéis muchas ideas en internet poniendo en google retos del lectura.

Pero yo creo que sí tengo que hacer propósitos para el año próximo, pero sin fijarlo por meses, yo no quiero proponerme que en enero tengo que leer por ejemplo un clásico de la literatura española, pero si que tengo una lista de novelas que tengo pendientes de leer porque pertenecen a trilogías o son sagas, o bilogías, y las tengo en mi haber… ya os comenté que no suelo leerlas seguidas, me gusta alternarlas, y entre medias, cambiar el registro, por contra, la mayoría de la gente suele leer las trilogías seguidas, ya que si te metes con un personaje y su historia lo mejor es continuar hasta el final para finalizar la historia… (en algunas ocasiones lo he hecho, pero en la mayoría no), así que os voy confesar novelas que tengo pendiente leer (que son segundas o terceras partes):

  1. El Grito de la Tierra, es el tercer libro de la saga del País de la Nube Blanca, recomendación de mi hermana Laura, y que los dos primeros libros los devoré (allá por el año 2014), pero el tercero lo dejé pendiente, y sigue pendiente, ¿por qué? el primero me cautivó y enamoró la historia, y cómo la relata la gran Shara Lark, el segundo también me gustó mucho, pero seguía en mi cabeza la historia del primero, y quizás, quise quedarme con estas dos partes de la historia, y dejar la tercera para más adelante.. pero la verdad que se me ha ido el tiempo de las manos… pero bueno, para leer siempre hay tiempo, nunca es tarde, así que este año debo finalizar esta maravillosa trilogía.
  2. Y Julia retó a los dioses, continuación de la novela Yo, Julia, novela de gran poder para la mujer, histórica, pero novelada. Es tan intensa la primera que decidí espaciar la lectura de la segunda parte, aunque me anticipé y leí la historia de Julia en internet, así que ya imagino como transcurrirá el segundo libro. Cuando lo leí fue una sorpresa para mí, no había leído nada de este gran autor y conocedor del imperio Romano, Santiago Posteguillo; y la verdad que tanto me gustó y tanta fuerza tiene el libro que le dediqué las entradas de todo el mes de enero 2021.
  3. Loba Negra y Rey Blanco. este verano leí el primero de esta trilogía, Reina Roja, y la verdad que me sorprendió la manera de escribir del autor, es diferente a lo que había leído en el género negro; mantiene al lector intrigado en cada página, pero el final se me quedó pobre, seguramente porque tengo que continuar con las siguientes novelas que continúan a esta primera. Así que tengo que leerlas.

Y como propósitos también para este año creo que debo hacer un tributo a dos grandes escritoras que nos han dejado este año: Almudena Grandes y Lucinda Riley, y leer un título de cada una de ellas, para recordarlas y honrarlas.

El resto de la lectura lo dejo a la improvisación y recomendación de mis queridas amigas lectoras: Laura, Berta, Ana, Puri, Mariaje, Marisa, Yolanda, Miren, y muchas más! con ellas comparto la pasión por la lectura.

Y vosotras, queridas amigas lectoras, (y lectores), ¿hacéis propósitos literarios anuales? Si es así, contadme, y sino decidme si este año vais a hacer algún propósito como he hecho yo.

¿Lectura de miedo? ¿Libro o película?

Los que ya me conocéis personalmente, y los que me seguís en el blog, ya sabéis que mi género favorito de lectura es la novela negra, la de suspense, la policiaca, la de investigación… y es antagónico a mi forma de ser, porque soy un poco «miedica», además desde pequeña. Pocas películas vi en la televisión o en el cine (que yo recuerde) que me dieron miedo, incluso una de ellas me quitó el sueño una o dos noches, y fue el Sexto sentido, también pasé miedo con títulos como lo que la vedad esconde, la mano que mece la cuna, y tengo que parar de contar, porque ya decidí que lo mejor era leer en lugar de ver.

Y es que ver una escena de suspense me produce más taquicardias que leerla, no puedo con la tensión de esperar a que aparezca por detrás el asesino, y se asuste la protagonista (y yo); he descubierto que leer una escena de miedo (para mí) es infinitamente mejor que verla, la imaginación yo creo que también tiene nuestros límites, nos conoce e imaginamos lo que somos capaces de ver en nuestra imaginación (con esos límites propios), en nuestro mundo interior. La crudeza que muestra un libro puede ser alta, pero visualmente puede resultar hasta desagradable, o que tengas que apartar la mirada de la pantalla, sin embargo en una novela no he tenido nunca esa sensación, rectifico, en dos ocasiones tenía que saltar algún párrafo o leerlo rápido por la crueldad de las torturas, pero no os voy a desvelar en qué novelas.

Estamos en la dicotomía de siempre, ¿libro o película? ¿Qué es mejor, leer el libro o ver la película? Sin duda, leer el libro, por varios motivos, puede que la adaptación no sea fiel a la novela, puede que guarde más menos relación con la novela, pero cambie el final, o se deje intrigas secundarias para narrar solo la trama principal. En mi opinión leer una novela tiene más riqueza en todos los sentidos; las descripciones por ejemplo, en la pantalla no deja lugar a la imaginación, ves lo que ves, pero en un libro la descripción de un paisaje es mucho más «rica», más completa, incluso infinita. Los personajes en la película son los que vemos, no podemos elegirlos, en el libro son propios, ya que cada lector se imagina a sus personajes conforme los va leyendo, les confieres cara y ojos conforme los vamos descubriendo. Y es que un libro de 600 páginas por ejemplo, hay que compilarlo en hora y media que dura una película, por tanto no cabe todo, hay que recortar o reajustar momentos o escenas que no caben. En una película todo sucede más rápido, en el libro puedes saborear a tu ritmo cada capítulo, o cada escena que se relata.

Yo lo tengo claro, en mi caso lectura de miedo o suspense es lo que más me gusta; el cine y las series las dejo (en contadas ocasiones) para después de su lectura, y tengo que decir, que de las adaptaciones de novelas a películas, la que no me gustó nada fue la película de El silencio de la ciudad Blanca, muy previsible y rápida, desde el principio sabes quien es el «malo», sin embargo la novela es ¡buenísima!. La trilogía del Baztán me gustó tanto la lectura como las películas, pero es cierto que aunque la adaptación está bien llevada a la pantalla, su lectura me cautivó mucho más.

Y vosotros, queridos lector@s, no os voy a preguntar si preferís la lectura o la película, porque la respuesta está clara, pero ¿qué adaptación cinematográfica te ha gustado más?

Leyendas

Según el Diccionario de la RAE, se define la leyenda de la siguiente manera:

1. Narración de sucesos fantásticos que se transmite por tradición.

2. Relato basado en un hecho o un personaje reales, deformado o magnificado por la fantasía o la admiración.

En este caso nos valen las dos definiciones que nos ofrece el Diccionario, y os cuento porqué, he pasado unos días en Cáceres, Mérida y Trujillo, y la verdad que me ha sorprendido para bien, que bonito el casco viejo de dichas ciudades, visitas y paseos por estas ciudades con sus rincones y ruinas históricas…, y es que ¡cuanta historia acumulada en las tres ciudades!

Nos suele gustar contratar alguna visita turística, donde nos ponen en situación de la historia de la ciudad, sus etapas vividas, y sus continuos cambios de civilizaciones (con sus aportaciones a la ciudad). En mi opinión lo que más destacaría de Extremadura es la romanización completa y profunda que sufrió allá por el siglo II A.C. La provincia de Lusitania (actual Comunidad autónoma de Extremadura) acogía en tiempos de Augusto, gran parte de Extremadura y Portugal central, siendo su capital Emérita Augusta, la actual ciudad de Mérida y capital de Extremadura, y en la que pasear por sus calles es como pasear por la antigua Roma, tiene una riqueza cultural a cada paso.

Al igual que en el viaje que hicimos hace años a Salamanca, contratamos una visita nocturna de leyendas de la ciudad de Cáceres y me gustó tanto que me entró el «gusanillo» de querer saber más sobre los chascarrillos y leyendas de Extremadura, y en una librería pequeñita que había en el centro me compré un libro titulado Extremadura de leyenda, escrito por Manuel Lauriño, para seguir con esa «magia» que envuelven las leyendas a la ciudad, son una lectura entretenida, sobretodo cuando estás visitando la ciudad.

Y es por ello que se me ocurrió este nuevo post, ya que las leyendas aunque son contadas de generación en generación, y es cierto que sufren variaciones y modificaciones (porque tienen muchos años a sus espaldas), al final se convierten en «cuentos» , y ¿a quien no le gusta que le cuenten un cuento? Y si es en plena noche confiere un «halo de misterio» a esa historia que nos cuentan con millones de años de antigüedad.

Yo creo que algo de verdad debe haber en las que nos contaron, pero como hemos dicho, con el paso del tiempo, y su comunicación oral de generación en generación, van cogiendo más fuerza narrativa y posiblemente más adornos o añadidos, incluso modificaciones sobre las iniciales generadas siglos atrás, llegando hasta el día de hoy, de una manera totalmente distinta a la original, pero con algún detalle o base que en un momento pudo ser real.

No os puedo desvelar todas las leyendas que la joven guía Pilar nos contó de la ciudad, pero si que hubo una que me pareció espeluznante, que la podríamos titular la casa del mono, que es como se conoce a esta casa actualmente; os la cuento:

La casa de los Espadero-Pizarro, situada en la cuesta de Aldana, es conocida en la ciudad como ‘la casa del mono’. Cuenta la leyenda que el comerciante y dueño de la casa, regaló a su esposa un mono exótico que compró en uno de sus viajes de trabajo, todo ello para compensar su ausencia durante largos días en los que él no estaba. La pareja a pesar de los numerosos intentos por tener hijos no eran capaces de engendrar uno, con lo cual el animalito les sirvió como distracción. A medida que avanzaba el tiempo, éste era tratado como uno más de la familia, como el hijo que no habían podido tener. Pero un día, la esposa del comerciante quedó embarazada, acontecimiento que tomaron con gran alegría. Cuando nació el niño, el mono, hasta ahora tratado como un integrante más de familia, se fue sintiendo desplazado. Un día, por celos hacía el recién nacido, acabo con la vida del bebé arrojándolo por la ventana. El comerciante como castigo, lo encadenó a las escaleras del palacio condenándole por sus actos, dejándole morir sin hacer caso a sus gritos. Actualmente, tres gárgolas de granito adornan la fachada del palacio, se dice que una representa al mono, otra al hombre y otra a mujer con el bebé en brazos, la que mejor se conserva es la de la mujer, que se sitúa en el extremo izquierdo de la casa, la del medio sería el mono, y la de la derecha el marido.

¿Conocéis las leyendas de vuestra ciudad? ¿Os gusta que os cuenten o leer leyendas de las ciudades?

Sensaciones

Cada vez que terminamos la novela que nos ha acompañado durante un tiempo, no os pasa que te preguntas al terminarla ¿qué sensación te ha dejado su lectura?. Y es que cuando leemos empatizamos con los personajes, nos acompañan en nuestros ratitos de lectura, y nos sumergimos en su historia, la que ha creado la autora para ellos; incluso en ocaciones nos gustaría hasta vivirla en primera persona. Es cierto que a una novela le sigue otra, pero ¿nos deja un vacío cuando la terminamos?

Las sensaciones van surgiendo a lo largo del proceso de la lectura, desde que elegimos el libro que vamos a comenzar a leer (bien por ser un regalo de una persona querida, o por ser una recomendación, porque estabas esperando la publicación de esa novela, o simplemente porque lo elegiste por azar); comenzamos con ilusión, con ganas, adentrándonos poco a poco o de golpe en la historia: va cogiendo cuerpo, y lo vamos saboreando, encontrando matices, a veces incluso encontramos afinidades con alguno de los personajes, y la historia sigue avanzando de tal manera que ya ha cogido cuerpo, ya tiene toda nuestra atención y curiosidad por saber que pasará, y conforme vamos llegando al final, a ese desenlace para terminarla, en ocasiones parece no llegar nunca (nos desesperamos porque no vemos el final), y en otras llega demasiado rápido y nos pilla con ganas de que hubiese continuado.

Yo definiría varias etapas a la hora de la lectura, ligadas cada una de ellas a sensaciones diversas; una de las novelas que he leído este año y me dejó una sensación plena, bonita, fue la novela Las tres heridas, (a la que ya dediqué una entrada) de la gran escritora Paloma Sánchez-Garnica; la escogí porque la manera de escribir y la narración de sus novelas me gusta mucho, también las tramas que escoge, aunque a veces son duras, pero ella las convierte en elegantes. Además leí que esta novela había sido catalogada como best-seller; y como ya había leído dos novelas suyas anteriores a ésta, El gran arcano y Mi recuerdo es más fuerte que tu olvido no dudé en comenzar la lectura de esta novela titulada Las tres heridas.

Cuando comencé su lectura no sé si me pilló en un momento anímico más «bajo», que ante la crudeza del momento en el que está ambientada (guerra civil Española), dudé si abandonarla y dejarla para otro momento; pero no lo hice, quise vencer ese momento desagradable que contaba, y ver cómo continuaba, y la verdad que conforme avanzaba en la historia, aunque tiene su dureza, por la situación que viven los protagonistas, marcada por el momento histórico que les ha tocado vivir, incluye una narración con momentos también delicados, con sentimientos a flor de piel, que en ocasiones quitan algo de crudeza a la situación vivida por los personajes. Y ya conforme voy llegando al final, voy queriendo que no termine, y seguir junto a los protagonistas, ya que me he sentido a su lado en todas las vicisitudes que les han tocado vivir, y ya, cuando llego a la última página y cierro, rememoro en un momento la historia que acabo de leer, pensando que podría ser la historia de cualquier persona anónima.

Ya veis, mis sensaciones pasaron desde el pensamiento de abandono hasta el de seguir su lectura pasando a saborear y querer saber más de la historia de Mercedes y Andrés, conmoviéndome en varios momentos de la historia que relata su escritora sobre los acontecimientos de los protagonistas. Es cierto que el poso de tristeza conforme avanza la historia existe, pero no podemos cerrar los ojos a la realidad pasada que vivieron otras personas; el éxito de esta novela, en mi opinión, es que es una historia que te roza el corazón, y no te deja indiferente.

Y a ti, querido lector, ¿qué sensación se te queda después de hacer terminado de leer la novela que tenías entre manos?

Segundas partes…

Lo primero que me viene a la mente, y seguramente a muchas de vosotras también, es… nunca fueron buenas. Pero yo creo que no debemos ser taxativos, ni rotundos, ya que todo en la vida tiene matices, y en los matices está la gracia. El que ve todo negro se pierde el arco iris, así que vamos a ponernos las gafas correctas y vamos a apreciar todos los matices de la vida y de los libros.

Muchos autores deciden escribir sobre un mismo personaje en varias novelas, a veces son trilogías, o bilogías, en otras son sagas, pero en cualquier caso siempre tienen una «segunda parte». No solo el o la protagonista debe resolver o vivir los acontecimientos que el autor quiere, sino que también debe tener una progresión personal, para que podamos empatizar con la o el protagonista. Y aquí ya es cuando hay parte de la gente que es de la opinión que segundas partes pierden frescura, o no son tan buenas como las primeras. En mi opinión si eres de este grupo, lo que creo que puede pasarte es que la autora ha dejado el listón tan alto, que no te has metido de lleno en la segunda parte porque estás «hinchada» de la primera.

Este fin de semana he terminado de leer Sira, segunda parte o continuación de la fabulosa novela de la escritora María Dueñas, El tiempo entre costuras. Un detalle que ya le escuché a la escritora en una entrevista, pero que he leído hoy en el epílogo es que ella misma dice que necesitaba distanciarse de Sira, pero en el fondo sabía que se reencontrarían, y doce años más tarde lo han hecho.

En la primera novela nos enamoramos de la protagonista, y su evolución fue espectacular, de una pobrecita niña engañada por un sinvergüenza hasta convertirse en una mujer respetada y querida por todos los que la rodeaban (incluso diría yo hasta sus enemigos). La Sira que aparece en el primer libro tiene un recorrido brutal, un crecimiento personal espectacular, y una fortaleza que contagia al lector, la Sira de la primera página no es la de la última, se vuelve más elegante, refinada, y aprende de la vida.

La Sira en esta segunda parte ya la conocemos, porque había crecido tanto en la primera novela, que ahora era continuar con esa elegancia que consiguió en su vida y trabajo. Está estructurada en cuatro partes: Palestina, Gran Bretaña, España, y Marruecos. La verdad es que en todas las etapas ocurre algo, que no os voy a contar, porque os animo a leerla. A mí la primera parte es la que menos me gustó, o la que me pareció más densa de leer, pero el resto de partes me han gustado mucho, especialmente la última, por los reencuentros. Quizás la parte de España y Marruecos son las que más acción tienen, o más pueden recordarnos a la etapa anterior de Sira.

Particularmente en todas las partes he encontrado una parte que me ha gustado más, o que podría desatacar de la personalidad de ella, esa gran protagonista, pero no os lo voy a contar para no hacer spoiler a nadie que todavía no lo haya leído.

Haciendo memoria, este año no he leído ninguna segunda parte a excepción de esta novela, pero sí que tengo pendiente segundas partes, y es que como os dije en algún otro post, no suelo leerlas seguidas, sino alternando alguna otra novela entre ambas, quizás sea por lo que dice María Dueñas, a veces necesitas separarte de los protagonistas y retomarlos más adelante.

Y tú, querido/a lector/a, ¿sueles leer las segundas partes a continuación de la primera? ¿Eres de las que piensa que segundas partes nunca fueron buenas? Ya me contáis en los comentarios. Os leo. Feliz semana para todos.

Podcast

Las rutinas son lo que mejor nos sientan a todos, lo que pasa que llega un momento en el que nos cansamos, o queremos escapar de ellas, porque tenemos un día de hastío, o de bajón; pero creedme que son lo mejor para nosotros. Rutinas de comida, de trabajo, de ejercicio, de lectura, etc. Con esto no quiero decir que no nos podamos salir un día de la rutina e improvisar o hacer algo diferente, también tiene su beneficio en nosotros.

Y al hilo de los beneficios, tiempo atrás, en otra entrada que escribí, os hablaba de los beneficios de la lectura antes de ir a dormir, pero claro, si tu ebook no tiene luz, o la luz de tu cuarto es muy cálida y entre el cansancio que llevas entre semana, la luz cálida, o sostener el libro gordo que tienes entre manos… , se te empiezan a cerrar los ojos nada más coger el libro; en este caso tengo la solución: casi mejor que lo tuyo a la noche sea escuchar un podcast sobre literatura.

Hoy en día todo es visual, estamos conectados a las redes sociales, y dedicamos una parte de nuestro tiempo libre a ellas, ¿por qué no dedicarlo a escuchar algo interesante sobre libros? Este fin de semana he tenido comida con unos amigos, y estando hablando con Laura y Nuria, comentaba Laura la falta de interés de los chavales en el colegio por aprender ciertas materias, como la literatura por ejemplo, le dicen frases del tipo, ¿para que quiero saber yo esto? si esto no me va a servir de nada, y me encantó su respuesta, te hace falta aprenderlo primero para aprobar la asignatura y segundo para tener cultura. ¡Y es cierto! si nos limitamos a ver solo redes sociales nos perdemos muchas cosas interesantes que nos ofrecen los artículos de opinión, los reportajes, y las propias historias de las novelas.

Este verano descubrí a través de una red social a la que sigo, un podcast nuevo de Planeta de libros, que me gustó, de hecho en la piscina con mis cascos disfruté del primer podcast que habían colgado, se titula ¿Leemos? Tratan sobre la actualidad de novelas, o charlan con algún autor, tiene temática variada, os dejo el último que han publicado, sobre el Premio Planeta de este año 2021. https://www.planetadelibros.com/podcast

Pero también tengo un par más que sigo, el primero de ellos me lo recomendó mi amiga Puri, se trata de Negra y Criminal, es un podcast de suspense, miedo y crimen dirigido por Mona León Siminiani, y la verdad que la voz de ella al relatar las historias es intrigante, con un halo de misterio y todo ello ambientado con un audio de sonidos que te mantiene alerta mientras lo escuchas… Las historias que tratan son fuertes, y entre ellas se encuentran ficciones y casos reales, es una buena opción para escuchar en el gimnasio, aunque reconozco que alguno lo he tenido que dejar a la mitad por ser «fuerte» para mí. https://www.podiumpodcast.com/negra-y-criminal/temporada-3/caso-real-ed-kemper-la-decision/

Y recientemente, también en una cena con amigos, mi amiga Laura, me recomendó otro podcast que sigue ella, Un libro, una hora, y la verdad que escuché dos de ellos y me gustó mucho, ¡gracias por tu recomendación Laura!, Es un podcast para aprender a leer, y aprender literatura escuchando, en cada programa cuentan un libro en una hora, son todos grandes clásicos de la literatura, me gusta porque es similar a una clase de literatura, siempre interesante. https://cadenaser.com/podcast/un_libro_una_hora/

Os he dejado las web de los tres, pero te puedes suscribir al podcast desde el móvil.

¿Conocíais estos podcast? ¿Me recomendáis algún otro que conozcáis? ¿Cuál es vuestro favorito?